El Hurto es el principal delito en Arauca, asegura comandante de policía departamental

0
238

EL PRINCIPAL DELITO DE INCIDENCIA EN LA CAPITAL araucana es el hurto, reiteró en Noticias 100.3, el comandante de la Policía en el departamento de Arauca, coronel Giovanny Buitrago Beltrán.

Al tener un mes y 10 días al frente de la institución en el departamento dijo que en Tame y Saravena ha tenido variación la incidencia delictiva, mientras que en Fortul hay conductas culturales que modificar en la población, sin embargo, la mayoría de los ciudadanos rechaza a las disidencias de las Farc, pero hay cosas que cambiar.

Respecto a los grupos armados, comentó que en Saravena circula un panfleto anunciando que van a actuar contra los delincuentes, ante ello pidió valor civil al pueblo y recordó que las guerrillas y otros grupos al margen de la ley «son terroristas, no autoridad». Ante las amenazas exhortó a no pagar extorsiones, sino contribuir dentro de la legalidad con los impuestos para que llegue inversión social.

En cuanto a seguridad ciudadana, Buitrago señaló que los hurtos ocurren en horas de la noche y de madrugada, porque «en muchos casos dan oportunidad  a los delincuentes dejando a las unidades hasta con las llaves puestas».

Frente a esta situación, igual el personal de la institución continúa trabajando y por ello Buitrago Beltrán se comprometió -entre otras prioridades- a recuperar espacios públicos y controlar la colocación de cartones en los asientos de las motos.

El comandante policial enfatizó que la delincuencia no sólo se puede achacar a los extranjeros y dijo que la mayoría de los delitos son cometidos por colombianos.

Motivó a los ciudadanos a denunciar y dejó a disposición su número de teléfono el 3203042840

También hizo referencia a la situación socioeconómico y lamentó que uno de los pocos departamentos de Colombia donde no hay un centro comercial es Arauca, entre otras razones, porque cada vez que se presenta una empresa comienzan a extorsionarla los delincuentes para comprar armas y seguir asesinando a los ciudadanos.

Reconoció la necesidad de mejorar las infraestructuras policiales y no desestimó la idea de crear una subestación.