Disidencia de las FARC es un hecho en el departamento de Arauca

0
2277

Por Álvaro Pérez García

Diversas conjeturas se han hecho en torno a las disidencias de las Farc, desde su irrupción en medio de los diálogos que avanzaban en La Habana.

Ese concepto de disidencia resulta insuficiente para entender la complejidad de un disenso ideológico surgido entre los integrantes de una organización como la Farc con filosofía socialista, cuya cúpula quiso, aupada por el gobierno de Juan Manuel Santos, reinsertarse a la sociedad; pero equivocó el proceso, porque atendió solamente el estrato alto en el que se ubicaban sus comandantes e ignoró la base, en la que los guerrilleros rasos recibían un mínimo beneficio y en la mayoría de las veces ninguno.

Se pensó que ese sector que se apartaba del proceso de paz era los que operaban en Guaviare o sur del Meta, pero al irrumpir en Arauca, nos obliga a tener en cuenta el fenómeno a nivel regional.

Una facción de esa organización guerrillera se rehúsa a acatar el acuerdo de paz y se mantiene en armas… Fue famosa en el año 2016, luego de que una parte del Frente 1, al mando de alias Iván Mordisco, anunciara que se separaba de las Farc. Luego Miguel Botache Santillán, alias Gentil Duarte, quien estuvo en Cuba participando en la mesa de diálogo regresó a Colombia y se sublevó. Luego se conoció que Géner García Molina, John 40, comandante del 7° Frente también se sumaba a la disidencia. Los demás grupos, alrededor de 14, son desertores, muchos de ellos se presentan como Clan del Golfo o trabajan para organizaciones criminales.

La comunidad araucana conocía el rumor, pero constató el domingo 14 de enero que no solo existía sino que había llegado al territorio araucano, cuando se perpetró un ataque a una comisión política del nuevo partido Farc que regresaba de la vereda El Oasis hacia Arauquita. Esa emboscada puso en riesgo la vida de los dirigentes farianos y por tal motivo, el periodismo de Noticias 100.3 ahondó en la investigación para poder comentarles lo que está sucediendo.

El grupo que diside es real y está comandado por un curtido combatiente que llegó desde el Vichada y tomo aquí el nombre de “alias Arcesio” igual que el nombre de batalla que usó Jaime Cotrino Galvis, el original Arcesio que fue dado de baja por el Ejército en el 2012 durante la Operación Armagedón.

Y el segundo de a bordo, es Juan Vicente Carvajal Isidro, alias Misael,  capturado en 2012 en la Operación “Espartaco” donde cayó herido y en la que murieron 33 guerrilleros. “Misael” era el segundo cabecilla del frente décimo de las Farc y días antes de caer, había dirigido un ataque contra un batallón de soldados bachilleres en la que murieron 22 jóvenes militares.

Carvajal Isidro pagó cinco años largos en la cárcel ‘La Picota’ y el año pasado recobró la libertad gracias a la Ley de amnistía, regresando a Arauca, donde tuvo desavenencias con el ex comandante de la zona Efrén Arboleda, quedando al margen de los beneficios a los desmovilizados.

Hoy “Arcesio” y “Misael” comandan la disidencia de las Farc que retomó las armas y se ubican de nuevo al margen de la ley, protagonizando hechos como el del Oasis al mando de “alias Rubén”, que han subvertido el orden público en el departamento. A nombre de esa disidencia también están extorsionando a comerciantes y ganaderos, retomando el cobro de vacunas y presentándose ante la comunidad araucana en muchos lugares como la nueva fuerza armada de las Farc.

A estas conclusiones ha llegado la investigación de Noticias 100.3 que consultando diversas fuentes y auscultando el concepto de expertos analistas, las presentamos para conocimiento de nuestra audiencia.