Procurador General conminó a Gobierno nacional cambiar modelo de prestación del PAE

0
269

LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN EXHORTA al Gobierno nacional a adoptar cambios profundos en el modelo de prestación del Programa de Alimentación Escolar – PAE –que incluyan reformas inmediatas en los mecanismos y tiempos como se transfieren recursos a los entes territoriales, el tipo de contratos y la selección de los contratistas.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, cita a una primera sesión a los ministros de Educación, Yaneth Giha; de Hacienda, Mauricio Cárdenas; al director de la Dirección Nacional de Planeación, Luis Fernando Mejía, y al director de Colombia Compra Eficiente, Juan David Duque, para evaluar el modelo actual de la prestación del PAE y los ajustes a corto y mediano plazo.

El jefe del Ministerio Público pide que las secretarías departamentales, distritales y municipales de salud asuman desde 2018 la vigilancia de la calidad y oportunidad del complemento alimenticio que reciben los estudiantes, así como las condiciones de salubridad de los mismos.

El llamado del órgano de control es a cerrar la puerta a la contratación directa del PAE, que en 2017 fue del 79% (1.032 convenios). Solo el 2% correspondió a licitación pública.

La Dirección Nacional de Investigaciones Especiales de la Procuraduría analizó 7.880 procesos contractuales PAE firmados desde 2013, y puntualmente los 1.307 que los 32 departamentos y Bogotá publicaron en el Portal de Contratación Estatal  -SECOP- en 2017, por un valor de 447.255 millones de pesos.

En la actualidad no hay cobertura del 100% en las 41.644 sedes educativas priorizadas para el PAE. A los niños quienes no reciben ese complemento alimenticio se les pone en riesgo el acceso al derecho a la educación y a formarse como un individuo de manera integral.

Adicionalmente, en un alto porcentaje de las sedes educativas que tienen cobertura PAE se estarían presentando problemas con el cumplimiento oportuno de las entregas de las raciones alimenticias, o las que se entregan no cumple con los requerimientos nutricionales que demandan un niño, niña, adolescente o joven para su crecimiento.