Resolución 11595 del 22 de septiembre de 2017 del ICA limita comercio y movilización de vacunos en departamento de Arauca

0
981
ENTIERRO DE SEGUNDA dio el ICA a la Feria Ganadera del municipio de Arauca gracias a la Resolución 11595 del 22 de septiembre de 2017 que limita el comercio y la movilización de vacunos en el departamento de Arauca, que entra en vigencia a partir de la fecha y que de paso asesta un golpe mortal no a la economía ganadera del Departamento sino a la economía en general de esta zona del país.
Los productores capitalinos esperaban con fe la posibilidad de volver a comercializar sus bovinos así no hubiera feria agropecuaria, pero el ICA en vez de decidir a favor de los productores araucanos lo que hizo fue atentar contra el departamento de Arauca, lo que ha disparado las alertas en el sector agropecuario, gremios económicos y gobiernos regionales.
Esta semana los ganaderos en sus diferentes instancias de los siete municipios, se pronunciarán al respecto y acordarán las acciones que correspondan para que el ICA analice la posibilidad de revisar el contenido de la Resolución. 

“NOS AHOGARON, NOS AHORCARON, AHORA tendremos que liquidar a nuestros trabajadores porque no tenemos otra posibilidad de seguir produciendo y menos de comercializar”, dijo el vicepresidente del Comité de Ganaderos del municipio de Arauca, José Santos Ruiz al referirse a la reciente resolución 11595 del 22 de septiembre de 2017 que limita el transporte y comercio de bovinos producidos en el Departamento.

Tanto Ruiz, como el líder de El Caracol, Genaro Lomónaco manifestaron que hubo mala fe del ICA en el condicionamiento que impone a los productores araucanos que imposibilita comercializar ganado en condiciones normales sin el temor de perder.

Para Lomónaco el trasfondo de la Resolución deja en claro que por encima de la búsqueda sanitaria lo que hay es intereses creados con toda la mala intención contra los ganaderos araucanos porque se han dado cuenta que tenemos ganado de muy buena calidad para venderle al país y al mundo.

Ruiz por su parte precisa que increíblemente el ICA está obligando a los ganaderos araucanos a convertirse en contrabandistas de su propio ganado, porque solamente le pueden vender a dos municipios pequeños de Casanare y ellos no tienen capacidad de compra.